Usted está aquí: Inicio > Unidad de Igualdad de Género

UNIDAD DE IGUALDAD DE GÉNERO

REFLEXIONES COMPARTIDAS

MOSAICO HISTORIA DE MUJER(1)

Esta mujer que discute a sí misma,

Al hombre y al mundo para llegar a

Entender quién es…no acepta su papel,

ha decidido existir y no renunciar a sí

misma y ha aprendido a decir no.

Franca Basaglia

Desnudo el recuerdo ante el paisaje,

lenguaje

hecho de gasas desprendidas,

noche inicial

donde nació la duda

adelgazada por los ecos

titilación de gotas

por efectos.

Rincón de mi rincón más sepia,

dolor,

dolor, dolido, entumecido,

donde el dolor es frío quebranto;

cubre mi archipiélago.

Humus de vientre roto,

herencia menguante,

rostro enmascarado

por silencios.

La mudez,

con sus faldas de percal,

en los ovillos rotos aprendió a callar.

para callar al cielo.

Somos la espera en la ventana más abismal del tiempo.

Duda recuperada.

Abre las zarzas

y el sol bese la luna,

brota donde la duda engarza sus tendederos

porque somos estalactitas

resonantes.

Tacones de mujer hachos de cuerpospensamientos.

Somos la otra mitad del cielo

inteligencia hacha de encuentros

fraguados por intentos.

Sabia equidistante; mitad de la razón

frunce la historia su terciopelo terco.

Boca: toca-mi-cuerpo,

Palabra entretejida, por los siglos,

Penélope y diluvio, Caparucita y lobo.

Hilandera del sol te llevo dentro.

Madre luciérnaga, prístina;

bóveda colorida por tu bondad.

Somos el rezo de la abuela,

secreto de mi madre, pintura en la boquita,

beso de mi primer beso;

cardenal respiración del cuerpo.

La historia del fulgor del nacimiento vuelto a nacer, en la raíz,

huésped de los cinco sentidos

“mi corazón espejo caído de la noche,

es costilla de Adán iluminada”(3)

hecho del collar de Venus.

Patrocínela germinal peina sus ciclos:

reflexión: reflejo de granada,

lucidez: cavilación de azabache negro.

“Otro modo de ser humano y libre”(4)

Senos,

cadera,

cascada,

opalescente intuición de medio cítrico,

sabia naranja: conocedora y dulce,

cultivo de ternura; la luna dota su ciclo

menstrual en 25 besos.

Digo: SOY TRANSFIRURACIÓN DE ARETE.

SOY trino avispado

SOY tropo de bragas suaves

SOY trenza perspicaz

SOY travesía de mi asalto

SOY trueno esparcido, SAGRADO

SOY: E L L A

INSUMISA; en el sabor del azoro,

en el bocado del nunca.

El sí: hecho mi cuerpo,

clarividente oscilación del singular

SOY

Yo: Si y no.

Soy la que ahora es, la que será.

En el desnudo recuerdo,

en el bolso de charol, la inteligencia hecha perfume;

historia y tiempo.

“Óyeme con los ojos,

Ya que están tan distantes los oídos…”

-------------------------------------------------------------------------------------

1.- Mosaico historia de mujer. Se publicó en la antología de: MUJERES EN EL ARTE. No. 108-109 de Tierra Adentro. Compiló a las creadoras importantes del país.(Dolores Castro, Enriqueta Ochoa, Beatríz Espejo, Elena Poniatowska, Mariana Yampolsky, etc) México. 2001. Inicialmente en el libro Oscuro Zodiaco. Memorial de la sangre. UNAM: Col el Ala del tigre. 1999.

2.- Curricula (envió archivo anexo)

3.- “El corazón transfigurado”. Dolores Castro.

4.- “Meditación en el umbral”. Rosario Castellanos.

5.- “Lira”. Sor Juana Inés de la Cruz.

*CITLALLI H XOCHITIOTZIN ORTEGA (2).

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

* Estudió Filosofía en la UAT, y Sociología en la UNAM.


ILUMINACIÓN

I
Era la hora del café, tomaba leche de soya
de pronto todo se volvió agua
surgía agua entre mis piernas
me había convertido en río
agua cual de una fuente incontenible
agua y más agua
llegaba su luz  a unirse con la mía.
yo era agua de mar
agua de vida.

II
Estaban ahí las mujeres de rosa
las de los cascos con muñecos de colores
las de casco sabor caramelo
las mujeres con globos en los pies
las de batas de mike Mouse
nos esperaban con sus manos de santas
con su manos que tocan la fuente de donde surge vida.
Estaban también las mujeres que gritan
las que lloran
las que van gimiendo despacio por sus hijos.
Estaban las mujeres de jeringas enormes
estaban todas las mujeres que paren;
los hombres que ayudan a bajar la camilla
o a meter el cuchillo,
las mujeres con las pestañas quemadas
y las que inician sus grados superiores
todas de colores y sabores rosas
no había mujeres de blanco,
ni camilleros con cara de lavanda.
abría las piernas y surgía agua, agua de luz, agua
y pasaron las horas y fueron gritos
contracciones ya viene otra
y otra
respira
y otra
respira que ya llega
y otra mientras me agarraba a la camilla
como se agarra uno a la vida
me llevaban a la sala de parto.
como a la sala que da luz
me lavaron la panza como se lava un plato
sentí el agua helada sobre la piel
olí a yodo a clorofila
recordé la sierra de la abuela
el bisturí en mis ojos
abrí la boca y me dormí.

I
Desperté, quería tocarlo, verlo en mi regazo
no podía levantar la cabeza
me dolía el cuerpo
la nuca, los brazos las tripas
me dolían las tripas y las piernas
hasta la uña del pie parecía reclamarme
desperté y por allá escuché a una enfermera decirle a otra
se la agandallaron, la durmieron toda.

II
Estaba despierta pero me costaba hablar,
mi voz estaba intervenida
cambiada
me molestaba el cuello, sentía todo reseco
tenía frío
quería verlo, tocarlo, amamantar.
III
La anestesióloga me hizo preguntas
quería una radiografía para ver mi columna
y su líquido dormilón que no corrió sobre mí y fue hacia abajo
yo pensaba en mi hijo, en dormir, en no moverme
ella quería ver su error o algún defecto en mi columna
yo soñaba en sus bracitos y sonrisa.

IV
Cuando llegó mi madre
me surgieron lagrimas genuinas
desde la planta de los pies
era un llanto incontenible
me atragantaba y mi voz era otra
surgía mi voz desde el ombligo
era una madre que no había tocado a su hijo
era una hija feliz con su madre
eran dos madres abrazando un retoño.

V
Llegó mi amado con las noticias nuevas
teníamos una familia en las manos
éramos tres luces níveas.

Un ser llegó al mundo
para poblarlo de sueños y tréboles, caballitos de mar
solecitos de arena.

VI
Cuando lo vi supe como la luz se hizo
se iluminó la sala de bebés
mis lágrimas fueron agua santa
mis manos fueron refugio
curación mi voz en sus oídos
alimento mi caricia sobre sus piernas.

VII
Somos tres amamantando al mundo
poblándolo de sueños.

*ISOLDA DOSAMANTES.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

*POETA.


ELIMINACIÓN CONTRA LA NO VIOLENCIA


La violencia contra la mujer es una violación de los derechos humanos, la cual es una consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en leyes como en la práctica, y la persistencia de desigualdades por razón de género y afecta e impide el avance en muchas áreas, incluidas la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA y la paz y la seguridad.

La prevención es posible y esencial, ya que sigue siendo una pandemia global. Hasta un 70% de las mujeres sufren violencia en su vida.

El 35% de las mujeres y las niñas sufren alguna forma de violencia física o sexual a lo largo de sus vidas. En algunos países esta cifra asciende al 70%.

Se calcula que 133 millones de niñas y mujeres han sufrido alguna forma de mutilación/ablación genital en los 29 países de África y Oriente Medio donde esta práctica perniciosa es más frecuente.

En el mundo, en la actualidad, más de 700 millones de mujeres se casaron cuando eran niñas, de las cuales 250 millones eran menores de 15 años. Las niñas que contraen matrimonio antes de cumplir los 18 tienen menos probabilidades de terminar su educación y más de sufrir violencia doméstica y complicaciones en el parto.

Las consecuencias de la violencia de género perduran por generaciones.

Es importante conocer que a pesar de los esfuerzos del gobierno, las autoridades, las organizaciones de la sociedad civil y el activismo contra la violencia de género generan en gran medida un fundamental apoyo para la erradicación, sin embargo aún falta mucho por hacer, el tener claro que todo ello tiene por objetivo sensibilizar y movilizar al público en todo el mundo para lograr un cambio. Este año, la campaña del Secretario General ÚNETE para poner fin a la violencia contra la Mujer invita a «pintar el mundo de naranja», usando así el color elegido por esta campaña como símbolo de un futuro más brillante sin violencia.

*LIC. MARIA DE LOS ANGELES MENDOZA ARTEAGA.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

* Licenciada en psicología con estudios especializados en atención a la violencia intrafamiliar.


UNIDAD DE IGUALDAD


Nacimos mujeres y los estereotipos de subordinación, dependencia y sumisión nos persiguen. Nacieron hombres y están forzados a dominar, tomar con dureza y no pedir ayuda. Así, social y culturalmente se trazan los caminos. Desgraciadamente, estos caminos nos han colocado en una sistemática violación de nuestros derechos humanos, a una larga postergación para la equidad y a una pérdida económica que se traduce en el empobrecimiento de quienes somos más de la mitad de la población y, en un deterioro permanente de nuestra calidad de vida.


Martin Luther King escribía: “La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia de cualquiera”. Así, la violencia contra las mujeres constituye un ataque frontal a nuestro derecho a la igualdad y a la no discriminación. Constituye una negación para la democracia y nuestro sueño republicano y, por tanto, significa una asignatura que hay que enfrentar co profesionalización y formación con perspectivas de género y derechos humanos y, con presupuestos públicos suficientes.


Los avances institucionales, son importantes, pero no podemos conformarnos. Las brechas de género existentes implican que las mujeres constituyan el 52 por ciento de la población más pobre en el país (1), son ellas las que tienen una tasa más alta de analfabetismo de la población de 24 años y más con estudios de educación media superior, el 16.5 por ciento son hombres y 12.7 por ciento son mujeres.


En general, los empleos formales son ocupados por hombres, por lo que el acceso a los servicios de salud como prestación social es menor para las mujeres, que también enfrentan las brechas o disparidades de ingreso entre géneros que oscilan entre el 27 y el 50 por ciento y un número significativo de ellas sufre discriminación laboral por edad, color de piel, estatura, peso y estado civil.


 Además, datos del INEGI (2013) indican que:

  • 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más han padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra u otras personas.
  • 47 de cada 100 mujeres de 15 años y más que han tenido al menos una relación de pareja, matrimonio o noviazgo, han sido agredidas por su actual o última pareja a lo largo de su relación.
  • Una cuarta parte del total de las mujeres asalariadas (26.3 por ciento), que trabajaron durante 2010, enfrentaron actos de discriminación laboral, por parte de sus empleadores.

Estas cifras, nos revelan realidades a las que no debemos ser indiferentes. Cada mujer que enfrenta un episodio de violencia, por mínimo que parezca – una palabra, un golpe, escuchar un “chiste” sexista o ser acosada en la calle –, demanda acciones efectivas.


Sin duda, la vigencia de las Leyes General y Estatal de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el Estado de Tlaxcala nos permitirán construir una nación igualitaria y demandan a las y los funcionarios públicos que integran los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial no sólo su conocimiento, sino también, su aplicación a cabalidad. 

La creación de la Unidad de Igualdad del Poder Judicial del Estado, representa una oportunidad de avance significativo, para la igualdad sustantiva en Tlaxcala y un llamado permanente, para impulsar acciones precisas de sensibilización, formación, propuesta legislativa y la armonización judicial, que implica la motivación y fundamentación de sus resoluciones y sentencias en los principales ordenamientos internacionales que regulan la no discriminación de las mujeres y la violencia de género, y los derechos de éstas. (2)

Confiamos que en este 2016, la Unidad de Igualdad se posicione como un eje fundamental en estas tareas y coadyuve para generar nuevas alianzas entre la ciudadanía y las autoridades; para impulsar una agenda pública comprometida con la igualdad; para afianzar el trabajo de mujeres y hombres con el propósito de construir, hombro con hombro, la sociedad incluyente y respetuosa de las diferencias que merecemos.

*CORAL ÁVILA CASCO.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1 De la Torre, Rodolfo. Pobreza, desigualdad y desarrollo humano en México. El papel de las estadísticas de género. Oficina del Informe Nacional de Desarrollo Humano. PNUD. Septiembre, 2007.

2 Art. 40 Ley que Garantiza el Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el Estado de Tlaxcala.

 


JUZGAR CON PERSPECTIVA DE GÉNERO, COMPROMETE LA IMPARCIALIDAD JUDICIAL


El reconocimiento de los derechos de las mujeres, para alcanzar la igualdad y no discriminación, se da con la reforma en materia de derechos humanos del 10 de junio del 2011 que protege la dignidad humana, "hasta antes de la reformas constitucionales recientes, había sido técnicamente imposible privilegiar el respeto de derechos fundamentales de las mujeres, sin alterar la litis del caso concreto." 1

Los principios que deben observar los juzgadores, para resolver con perspectiva de género, son fundamentalmente el principio de igualdad y el de no discriminación. Principios que los encontramos en el contexto constitucional, en sus artículos, 1º. y 4º. Además los juzgadores deben hacer una revisión de los tratados y jurisprudencia que en la materia existan, en este sentido México se sumo a la CEDAW ( Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer) y la CONVENCIÓN BELÉM DO PARÁ (Convención Internacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer).

El concepto de perspectiva de género, no es reciente, sin embargo para los que administramos justicia, es con la reforma al artículo 1º. de la Constitución Federal, cuando volteamos la vista a estos nuevos paradigmas. "La perspectiva de género permite analizar y comprender las características que definen a las mujeres y a los hombres de manera específica, así como sus semejanzas y diferencias. Esta perspectiva de género analiza las posibilidades vitales de las mujeres y los hombres; el sentido de sus vidas, sus expectativas y oportunidades, las complejas y diversas relaciones sociales que se dan entre ambos géneros, así como los conflictos institucionales y cotidianos que deben enfrentar a las maneras en que lo hacen. Contabilizar los recursos y la capacidad de acción con que cuentan mujeres y hombres para enfrentar las dificultades de la vida y la realización de los propósitos, es uno de los objetivos de este examen." 2

Estos nuevos paradigmas de juzgar con perspectiva de género, deben hacerse desde la igualdad y no discriminación, en dos momentos. En un primer momento el juzgador con la facultad jurisdiccional debe hacer una revisión, de que la ley que vaya aplicar al caso concreto, fue creada en condiciones de igualdad, además que no sea discriminatoria. En un segundo momento, desde el inicio al procedimiento, en la tarea diaria, hasta el dictado de la sentencia, debe garantizar igualdad entre las partes y no discriminación, esto solo se puede hacer mediante la garantía de igualdad, entendida según Burgoa, como los derechos públicos subjetivos que toda persona puede oponer a los órganos del Estado, a fin de recibir un trato acorde con la situación jurídica en que se encuentren, evitando así situaciones discriminatorias, basadas en características irrelevantes para los supuestos contemplados por las leyes.

Recobrando la confianza las mujeres del acceso a la justicia, al respecto, Ana Elena Obando, refiere, "Finalmente es pertinente recalcar que el principio de la buena fe en la administración de justicia se ha perdido, tanto en la justicia civil como en la penal. En la justicia civil o familiar, se obliga a la mujer a demostrar lo imposible; es el caso de las circunstancias de tiempo, modo y lugar en los casos de violencia familiar; y en la justicia penal es ella la que debe aportar las pruebas de las agresiones sufridas, en vez de que sea el órgano encargado de la procuración de justicia. Este fenómeno está íntimamente ligado a la desconfianza endémica que las estructuras patriarcales tienen hacia la mujer.

Concluimos, si todos los juzgadores y juzgadoras del poder judicial resuelven con perspectiva de género no solo estarán cumpliendo con el ordenamiento constitucional, sino que estarán cumpliendo con su papel histórico de devolver la deuda que se tiene con las mujeres, sin menoscabar su independencia e imparcialidad, sino por el contrario, tendremos resoluciones, legales, además legitimas y justas. Resolver con perspectiva de género, no es resolver a favor de la mujer, por el contrario es rescatar el respeto máximo a la dignidad de la mujer en condiciones de igualdad y no discriminación, como un derecho humano.

*LIC. ERNESTINA CARRO ROLDÁN.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1 Escudero Contreras, Daniel Horacio, 6 Voces sobre justicia y género, en el Poder Judicial de la Federación, II, SCJN, 2015, Mexico, p.XI.

2 http://www.iberopuebla.edu.mx/tmp/cviolencia/genero/consulta/lagarde.pdf

* Jueza Civil del Distrito Judicial de Zaragoza Estado de Tlaxcala.

¡CSS Válido!

Última actualización: 30 de mayo de 2017.